martes, 14 de marzo de 2017

Bailarinas divinas

Este lunes nos ha tocado preparar los 10 minutos de baile que hacemos siempre en Educación Artística. Queríamos llevar alguna coreografía original y que fuera fácil y divertida, así que optamos por la batuka "Chiki Cha"; el "No rompas más", de Coyote Dax; la canción "Gasolina", de Las Divinas (de la serie Patito Feo) y "Paquito el Chocolatero", de King África.
Al principio, las cinco sentíamos bastante vergüenza ante el reto de salir a bailar delante de toda la clase, pero cuando nos vimos encima de la tarima nos empezamos a animar y al final fue una experiencia muy positiva. Nos lo pasamos realmente bien, y parece ser que nuestros compañeros también, porque pidieron que pusiéramos más canciones aparte de las que llevábamos preparadas. Con el subidón, pusimos temas tan diferentes como "Pégate", de Ylenia; "La mayonesa", de Chocolate; y "A volar", de Las Populares (otro grupo de la serie Patito Feo). 
El momento de la improvisación fue muy divertido, y todo el rato que estuvimos bailando delante de la clase nos sirvió para darnos cuenta de que superar la vergüenza nos acerca a sacar la mejor versión de nosotras mismas, a quitarnos la armadura de pinchos que nos aparta de los demás y a mostrarnos tal y como somos, sin máscaras (o con una que nos oculte menos, ya que es muy difícil ir completamente sin disfrazar).
Después del baile, escogimos el videoclip de Las Divinas y lo analizamos. Es un videoclip que da mucho juego no solo por lo que aparece en él y por la letra de la canción (con frases como "fuera feas, fuera feas, para ustedes no hay lugar"), sino por todos los mensajes que lanza la serie en la que aparece. Patito Feo es una serie juvenil que ha sido vista por muchas niñas. En ella, destaca el enfrentamiento entre dos grupos de chicas, Las Populares y Las Divinas, que representan la fealdad y la belleza, la bondad y la maldad, todo ello de una forma muy extrema y estereotipada. Bajo el aparente mensaje de que la belleza está en el interior, subyacen ideas de carácter machista como que una chica guapa no puede ser buena o que las mujeres no pueden ser amigas entre ellas, sino que tienen que ser rivales y pelearse constantemente por temas como la fama o los hombres. A partir de estas ideas surgió un debate en clase sobre la falta de solidaridad entre mujeres y las diferencias entre las relaciones de amistad entre chicos y entre chicas. Por lo general, entre varones existe una rivalidad menor, que suele limitarse a aspectos lúdicos y deportivos, mientras que entre mujeres hay una rivalidad mayor, incluso entre supuestas amigas, que consiste sobre todo en criticar desde el aspecto físico hasta la actitud y el comportamiento frente a determinadas situaciones, como una relación amorosa.
Por desgracia, aunque poco a poco nos estamos dando cuenta de esta triste situación, a las nuevas generaciones continuamos mandándoles mensajes en los que se fomenta precisamente este enfrentamiento entre mujeres y esta cosificación, con la que se juzga a una chica simplemente por su aspecto físico. Un claro ejemplo de este tipo de mensajes es la serie Patito Feo, que escondiéndose tras una máscara de transmisión de valores, enseña a las más jóvenes a intentar "derrotar" a las personas de su mismo sexo y a ser valoradas solamente por su físico, que debe responder a unos cánones de belleza estipulados por la sociedad.
Nosotros, como futuros maestros, tenemos en nuestras manos educar tanto a niños como a niñas en el respeto y la valoración de sí mismos y de los demás, y en la idea de que las chicas no son rivales que luchan por un "trono" superficial, sino que dentro de cada una de ellas hay una fuerza que las hace únicas, igual que a los chicos, y que les permite ser constructoras de un mundo mejor, más justo y más igualitario.

Paula Yuste

1 comentario:

  1. Fue tremendo el ambientazo que conseguisteis de la clase ¡bravísimo! qué bien, cómo se va marchando la vergüenza del grupo, la estamos enterrando cada lunes poco a poco, esa vergüenza inútil. ¡Bravo!

    ResponderEliminar