miércoles, 3 de mayo de 2017

Experience and drawings

Hoy vengo a contar una experiencia que tuve hace unas semanas durante cuatro días en los que me contrataron para cuidar a dos niños en su casa. La niña tiene 6 años y el niño tenía 4 años a punto de cumplir 5. Para mí fue una experiencia completamente nueva porque aunque ya los había cuidado en otras ocasiones siempre había estado acompañada de otra persona, pero en esta ocasión tuve que hacer frente yo sola a estos dos pequeñajos.
En general fue una experiencia muy agradable ya que me encantan los niños y pude pasar tiempo con ellos, desde jugar a diferentes juegos, ir al parque, darles un baño, comer con ellos, ver películas y muchas más actividades que fueron muy divertidas. Son dos niños super cariñosos que siempre están contigo, sonriendo, jugando y no suelen dar muchos problemas, aunque quizás el pequeño es más revoltoso y seguramente la sociedad actual y sobre todo las nuevas tecnologías le hayan perjudicado.
Siempre está pensando en su play y para ser un niño tan pequeño pasa mucho tiempo jugando con ella o con el móvil cuando está con sus padres. Ellos dicen que se lo dejan para que les deje un poco tranquilos, ya que cuando vuelven del trabajo necesitan descansar.
Me quedé muy impactada como en alguna situación cambió su comportamiento de estar cariñoso y ser un buen niño a de repente si hay algo que no quiere hacer o no le gusta cambia y se pone a gritar, tirar cosas por los aires, dar patadas... y hasta su mirada cambia completamente. Pero a pesar de esto pude tranquilizarle, que se olvidara de la play o de lo que quisiera él y hacer otras actividades como cantar con ellos para que recogieran los juguetes, contarles un cuento que luego se pusieron a dibujar... Aunque más tarde cuando llegaron los padres me quedé un poco sorprendida como el niño se acerca a sus padres y solo con extender la mano consigue el móvil y se pone a jugar y todo el esfuerzo que quizás estuve haciendo no sirvió de nada.
A pesar de esto, que fue algo momentáneo, fueron unos días geniales en los que juntos nos divertimos mucho y nos lo pasamos genial.
Además, aprovecho esta entrada para incluir algunos de sus dibujos que hicieron:
Los primeros fueron realizados por el niño tras leerle un cuento de coches y motos y los otros dos los hizo la niña después de leer un cuento de princesas.

Niño 4 años y 10 meses

Niño 4 años y 10 meses

Niño 4 años y 10 meses


Niña 6 años y 7 meses
































Niña 6 años y 7 meses




























Mª Cristina González

1 comentario:

  1. Gracias Cristina, lo que cuentas del móvil es muy normal, se ve demasiado, es un problema de los tiempos que corren. Y los cuentos... vaya pelín sexista el asunto

    ResponderEliminar