martes, 23 de mayo de 2017

Último baile sobre las mesas

Y llegó el día, el lunes en el que nos despedíamos de la asignatura más original, creativa y libre que hemos conocido, el lunes en el que mostrábamos a la clase todo lo que habíamos aprendido y reflexionado en estos cuatro meses. Estábamos nerviosas por cómo saldría todo y por qué pensarían de nuestro vídeo, pero al final la clase fue un éxito y descubrimos que todas las producciones que se hacen dejándose fluir y sacando lo mejor de uno mismo son obras de arte, cada una a su manera y con su propia luz.
Sin embargo, el lunes no consistió únicamente en presentar nuestros vídeos, sino que también tuvimos dos ratos de baile, uno por cada grupo que vistió a Pilar. El segundo momento fue al final de la clase, tras el último vídeo, como una despedida. ¡Y qué despedida! Nos subimos encima de las mesas (como ya hemos hecho unas cuantas veces) y bailamos con mucha alegría y sin ninguna vergüenza. Parece ser que cada vez llevamos mejor lo de sacar nuestro yo interior sin pensar en el qué dirán, y ahora que se ha acabado la asignatura, estamos un poco tristes por no poder seguir practicándolo.
Por eso, aunque no sabemos cuándo volveremos a tener la oportunidad de bailar sobre una mesa, estamos dispuestas a seguir bailando sin miedo y sin vergüenza. Al fin y al cabo, ¿la vida no es un baile del que somos protagonistas?


Paula Yuste

2 comentarios:

  1. Y tanto Paula, protagonistas somos, buen baile

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo Paula. Formamos un gran grupo y ojala volvamos a tener una asignatura en la cual podamos seguir descubriendonos. Un saludoo

    ResponderEliminar